viernes, 26 de septiembre de 2014

ASTURIAS, segundo día: Cangas de Onís, Covadonga y los lagos, Mirador del Fito y Lastres

Como veis en el título, el segundo día de nuestro viaje da para mucho! Nos levantamos temprano y como sabemos que por esta zona hay mucha niebla por las mañanas, decidimos hacer tiempo desayunando en Cangas de Onís y así ver el famoso puente. 


Damos un paseo por el pueblo y vemos que predominan muchísimo las casas de estilo indiano, aunque hay varias que están deshabitadas, en muy mal estado y nos da mucha pena ya que son preciosas. Pero también hay algunas que están muy bien conservadas e incluso una es utilizada como oficina de turismo. 


Alrededor de ésta hay un jardín muy bonito desde donde se puede bajar al río Sella y tener otra vista del puente.


El Leo aprovecha para beber agua y refrescarse un poco y ya decidimos volver al coche porque está saliendo el sol y tenemos muchas ganas de subir a Covadonga.


Después de unas cuantas curvas llegamos al Santuario de Covadonga y nos quedamos sorprendidos de las vistas tan bonitas que se ven desde ahí. No tenemos ningún problema para aparcar, hay bastante zonas de aparcamiento (algunos están bastante lejos pero como es "fuera de temporada" podemos aparcar en la misma calle de la basílica y la cueva). 


La basílica de Santa María la Real fue ideada por Roberto Frassinelli y levantada por el arquitecto Federico Aparici y Soriano entre 1877 y 1901. Es de estilo neorrománico y fue construida únicamente con piedra caliza rosa.
A unos pocos metros está la Santa Cueva dónde se encuentra la imagen de la virgen de Covadonga y la tumba de Don Pelayo (primer monarca del reino de Asturias). Desde ahí se puede bajar a un pequeño embalse donde la gente lanza monedas (al estilo la Fontana di Trevi) y también se encuentra la fuente de los siete caños, que según reza la leyenda, toda persona que beba de los siete caños se casará en el plazo de un año.


Una vez vista la basílica y a la Santina decidimos subir a los lagos. En julio y en agosto es obligatorio subir en los autocares que ponen a disposición de los turistas, pero el resto del año se puede subir libremente con el coche. Desde Covadonga hay unos 12 kilómetros de distancia llenos de curvas, en los cuales hay zonas que la carretera es muy estrecha o te encuentras con vacas pastando libremente sin importarle el paso de los coches (con lo cual la ruta se convierte en una carrera de obstáculos muy divertida!).


Una vez hemos aparcado nos encontramos con el primer lago, el Enol, el que se encuentra a menos altura. La verdad es que las vistas son muy bonitas. Está rodeado de vacas por todas partes y dejamos a Leo libre para que corra y haga nuevas amigas :-)


Vamos subiendo la colina por donde serpentea un caminito bien señalizado y llegamos a una explanada desde donde se ve el otro lago, el Ercina. Te entran ganas de ponerte a correr y gritar para desestresarte de los ruidos y la aglomeración de la ciudad. Aunque hay bastante gente, es una zona muy tranquila pero tienes que ir con cuidado al caminar porque te puedes encontrar con alguna sorpresilla de vaca :-P


Junto al lago Ercina, hay una zona de minas donde todavía se pueden ver los carros donde transportaban el carbón y se puede pasar a través de un túnel por donde va una vía. Hay también un monumento al minero y justo detrás del túnel hay una zona de picnic con mesas y bancos de madera y lavabos. La verdad es que está muy bien organizado para pasar el día entero y hacer alguna ruta de senderismo.  A nosotros nos hubiese gustado hacer pero no nos ha dado tiempo. La próxima vez que vayamos!


Ya es hora de comer, así que ponemos rumbo al coche para bajar hacia Cangas de Onís y buscar algún restaurante. En los lagos vemos un par de sitios para comer pero igualmente preferimos bajar al pueblo.  Una vez llenos los estómagos (el mío con un riquísimo pastel de cabracho) nos dirigimos al mirador del Fito, situado en plena Sierra del Sueve y desde donde hay unas magníficas vistas de los Picos de Europa. Otra vez nos encontramos con una carretera estrecha y llena de curvas pero por lo que cuentan, las vistas merecen la pena. 


Nosotros no tenemos suerte y cuando llegamos a la cima está todo completamente con niebla y no se ve nada. Ya nos había avisado la chica de los apartamentos donde estábamos alojados, que era ir a probar, ya que desde abajo no se ve si está nublado o no. Esperamos poder volver y tener más suerte!
Para acabar el día, vamos a visitar Lastres, el pueblo donde se rodó la serie Doctor Mateo. Tiene mucho encanto y en la oficina de turismo se pueden coger mapas con los lugares estrella de la serie de televisión.


De regreso a los apartamentos y muy cerquita de Lastres pasamos por la Playa de la Griega para ver las huellas que dejaron hace millones de años los dinosaurios. La verdad es que impresionan!!


Y por hoy ya está todo. No nos podemos quejar, ha sido un día muy completo!!
Besos de Cris, Dani y Leo.





6 comentarios:

  1. Es una zona preciosa. Me dejas con unas ganitas de volver!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, tienes toda la razón, la zona es preciosa!!
      Besos!!

      Eliminar
  2. Sí, la zona es preciosa pero es que además nos traes unas imágenes para morirnos de envidia...
    Besines, guapa!

    ResponderEliminar
  3. Qué guay! yo estoy enamorado de Asturias! además está genial para ir con el perro, yo fui con Pharrell hace dos años :)

    ResponderEliminar
  4. Sii, al principio tenía un poco de miedo por llevar a Leo y no poder visitar las cosas que queríamos, pero al final todo salió súper bien :-) Nosotros también estamos enamorados de Asturias y volveremos!

    ResponderEliminar